Desafiando falsas creencias

Los profesores, tutores y gabinetes de orientación deben crear las condiciones para que los alumnos puedan expresar cuáles son sus más íntimas convicciones acerca de las diferentes drogas y qué actitud presentan. Sólo partiendo del punto de vista en que ellos plantean su posición podremos modificar sus creencias y actitudes inadecuadas. Las ideas que tienen, si no son trabajadas y desafiadas, van a funcionar como un tapón que no va a permitir el ingreso de la nueva información que queremos volcar y va a generar rechazo sobre ella.

El tabaco no produce adicción

FALSO. Fumar tabaco es otro hábito que puede derivar en adicción y que, al igual que el alcohol, está profundamente enraizado en nuestra cultura. La adicción al tabaco o a la nicotina presenta rasgos comunes con la dependencia de otras sustancias y rasgos particulares como: deseo irrefrenable de fumar, tendencia a incrementar progresivamente  la dosis de nicotina, consecuencias individuales y sociales a causa del hábito.

La marihuana no produce adicción

FALSO. La vía principal de uso es la inhalatoria a través del fumado. Sus efectos sobre la esfera psíquica son variados: psicoestimulantes, psicodepresores, alucinógenos. La tolerancia se desarrolla rápidamente. Recuerda que la tolerancia es la reducción de la sensibilidad a una droga despues de su administración reiterada, y que requiere aumentar la dosis para que se produzca la misma magnitud de efectos anteriormente alcanzados con una dosis menor. Actualmente se reconoce la dependencia mixta o psicofísica.

El alcohol es un estimulante del sistema nervioso central

FALSO. El alcohol es un depresor del SNC. Provoca la deshinibición por depresión de los mecanismos de control conductual del cerebro. El efecto inicial, de seguir el consumo, produce distorsión perceptual (aumentando el riesgo de accidentes) y deterioro cognitivo (disminución de la capacidad de juicio y de distinguir el peligro). La euforia inicial se transforma en irritabilidad.

Para pasarla bien hay que consumir alcohol

FALSO. Este es un modelo recreativo y de ocupación del tiempo libre que condena al que no consume. Hay muchas formas de entretenerse y pasarla bien con amigos y sin el uso de sustancias. El divertirse es parte de la condición humana y es anterior al consumo, la clave está en recuperar esa capacidad.

El alcohol aumenta la potencia sexual

FALSO. El alcohol se absorbe por el sistema digestivo y es llevado por la sangre rápidamente hasta el cerebro, donde produce efectos de adormecimiento de los centros que controlan le pensamiento y la emoción; el consumo excesivo ocasiona trastornos en las conductas sexuales.

Los que se drogan son los marginados

FALSO. El consumo de drogas no ocurre en un solo sector de la sociedad sino que se presenta en todos los sectores, afectando tanto a jóvenes y adultos como a personas con escasos y abundantes recursos.