El consumir alcohol durante el embarazo produce daños irreversibles.

Beber alcohol durante el embarazo puede causar daño cerebral, lo que lleva a una serie de problemas de desarrollo, cognitivos y conductuales que pueden aparecer en cualquier momento durante la infancia y ya se muestran gravemente en el bebé.

que-es-el-embarazo

Sin embargo, señala Francisco Pascual, vicepresidente de la sociedad científica SOCIDROGALCOHOL, “una reciente investigación publicada ahora en la revista ADICCIONES indica aún elevados porcentajes de consumo de alcohol por gestantes cuando la recomendación es consumo cero. Se observa una reducción del consumo de tabaco, que no se hace con el alcohol, y a eso se añade el riesgo teratógeno de tomar alcohol el primer mes (cuando la mujer aún no sabe que está embarazada)”. Los daños graves son malformaciones del bebé y eventual muerte del feto, alteraciones en el comportamiento del niño con dificultades en adaptación a la escuela o a la familia.